Apariencia de tus ventanas

Windows XP ofrece la posibilidad de cambiar la apariencia del Escritorio
con colores distintos al color predeterminado por la instalación,
para cambiar esta apariencia sigue estos pasos:

Haz clic con el ratón derecho sobre una zona libre del Escritorio,
luego selecciona Propiedades.

En la siguiente ventana pincha sobre la pestaña Apariencia.

En el apartado cambiar colores, podrás escoger entre tres opciones,
una vez lo hayas escogido pulsa el botón Aceptar y el aspecto de tus ventanas cambiará,
según el color escogido.

.