Un navegador limpio

Internet Explorer puede ampliarse
con distintas barras de herramientas
así como con otros extras.

Debido a nuestros nuevos elementos, el rendimiento
y la estabilidad de nuestro sistema se ven afectados.
Además permitimos el paso de aplicaciones adware o spyware
que se ocultan detrás de estos parches.

Iniciamos Internet Explorer,
seleccionamos Opciones de internet del menú Herramientas
y resaltamos la pestaña Programas/Administrar complementos.

Seleccionamos Complementos utilizados por Internet Explorer en la casilla Mostrar.
La columna Tipo indica el tipo de extensión con la que estamos trabajando.
Marcamos un parche de la columna Nombre y seleccionamos la opción Deshabilitar.
Lo mejor va a ser desconectar todos aquellos que no necesitemos,
para descargar el sistema de trabajo innecesario.

.